CONTESTANIA IBÉRICA  
     
 

Necrópolis de los Villares

Periodo.

Ibérico antiguo y pleno (VI-IV ane).

Situación.

Necrópolis ibérica situada en las estribaciones de los Altos de Chinchilla, a 4 Km de Hoya Gonzalo (veáse mapa).

Visita.

In situ no quedan materiales. El resultado de las excavaciones puede ser admirdo en el Museo de Albacete.

La necrópolis ocupa una extensión de 0,5 Ha. con una cronología del s. VI al IV ane, y una utilización por más de 6 generaciones.

Entre los materiales destaca el complejo escultórico que representa un guerrero a caballo, de principios del s. V ane. (en torno al 490), considerada la escultura ibérica de mayor tamaño, con 1,8 m de altura. cuyo pedestal apareció "in situ" en el momento de la excavación en una tumba de adobes, y que va vestida de modo similar a los guerreros de Porcuna, y con caballo ricamente ataviado.

Una segunda escultura corresponde al "Jinete a caballo", encontrada sobre la tumba numular nº 20, fechada gracias a los materiales asociados que incluyen 10 cántaros de San Valentín (430-400 ane).

Jinete a caballo in situ, en el momento de la excavación (tomado de Blanquez)

 

Algunas tumbas como la 25 han proporcionado abundantes materiales, procedentes de un banquete funerario (silicernium). Destacan las cerámicas de importación, procedentes de Grecia, como un oinocoe ático, un askos, aríbalos, y otras, presumiblemente comercializadas a través de Emporiton (Ampurias).

 

Cerámica griega del s V ane. Museo de Albacete

 

Historia de los descubrimientos.

La necrópolis estaría situada en las inmediaciones de la antigua vía Heraclea, en una zona de gran importancia arqueológica.

Las excavaciones se iniciaron en 1983 y se han documentado mas de 96 enterramientos. Se han diferenciado 3 fases.

La fase I corresponde al periodo formativo de la cultura ibérica, en torno al s. VI aC.

En la fase II, que abarca la practica totalidad del s. V aC, es de destacar la utilización de escultura monumental en tumbas tumulares, de tradición orientalizante.

La fase III, es la última de la necrópolis, se desarrolla en el s. IV aC. y se caracteriza por el protagonismo de las armas en las tumbas.

En el mismo término municipal se encuentra la necrópolis del Camino de la Cruz, excavada en 1981, y cuyos materiales también están depositados en el Museo de Albacete.

 

Guerrero a caballo (1,8 m de altura). S. V ane. Museo de Albacete.

 

Referencias

Blánquez Pérez J. El Mundo Ibérico: Una nueva imagen en los albores del año 2000. Catálogo de la exposición. Toledo 1995.

Blánquez Pérez J. El mundo funerario ibérico y el problema de la escultura ibérica: la necrópolis de los Villares. Arqueología en Albacete 111-128. Madrid 1993.

Blánquez Pérez J. La formación del mundo ibérico en el sureste de la meseta (estudio arqueológico de las necrópolis ibéricas de la provincia de Albacete. Instituto de Estudios Albacetenses. Albacete 1990.

 

Otras visitas cercanas

El Amarejo (Bonete)

El Tolmo de Minateda

Cerro de los Santos y Llano de la Consolación.

Museo de Albacete

 

 

Necrópolis de los Villares, al sur de Hoya Gonzalo (Albacete). Google Earth.

 

Jinete a caballo. Tumba tumular 20. Museo de Albacete.

 

Cántaros de S. Valentín (430-400 ane). Museo de Albacete

 

Detalle de Guerrero a Caballo (s. V ane). Rostro arcaico, con ojos almendrados delimitados por párpados finos. Peinado ondulado. Boca pequeña pero de labios carnosos. El cinturón ancho, la camisa en "V" y los correajes, habituales en las representaciones de guerreros ibéricos. Museo de Albacete.