CONTESTANIA IBÉRICA  
     
 

Santuario del Castillo de Guardamar

Época

Orientalizante, Ibérico antiguo, medio, reciente, romano.

Visita

No hay restos visibles de época ibérica, pero la subida al castillo vale la pena por las vistas. Los materiales están depositados en el Museo Arqueológico de Guardamar.

 

Fragmento de pebetero, con representación de cabeza femenina. Museo de Guardamar.

 

Historia de los descubrimientos.

En 1981 se llevaron a cabo sondeos en la parte suroccidental de la meseta superior del Castillo de Guardamar, motivado por el hallazgo previo en esta parte del castillo de varias terracotas ibéricas en forma de cabeza femenina por el Grupo Arqueológico de Rojales y alumnos de la Universidad de Alicante.

El yacimiento está situado en el cerro amesetado de difícil acceso que se levanta al Oeste de Guardamar en una colina de 64 metros de altitud en la margen derecha del río Segura. Se sitúa a escasa distancia de yacimientos como Cabezo Lucero, El Oral o la Escuera.

El área excavada estaba constituida por seis cuadros de 4 x 4 m y puso de manifiesto que los estratos antiguos había sido totalmente alterados, con materiales muy revueltos. Se identificaron fragmentos de cerámica ibérica común y geométrica, de barniz negro, romana, medieval y moderna.

Se recogieron en las prospecciones y en la excavación un total de 145 fragmentos de terracota de los que 36 corresponden a piezas adjudicables a determinados tipos y dos a piezas completas. El resto son fragmentos irreconocibles o muy indeterminados.

Los pebeteros mejor conservados presentan forma alargada, con rasgos difuminados que incluyen el rostro, el pelo y dos espigas (o aves) estilizadas, todo en relieve poco acusado, con estructura de cilindro, base superior cerrada y orificio triangular abierto en el lado opuesto al rostro. Otro grupo está formado por fragmentos que incluyen rostros femeninos, con grados variables de conservación.

Se han identificado piezas similares en el Santuario de la Serreta de Alcoy, y en el Santuario de Coimbra de Barranco Ancho (Jumilla). También se ha comunicado el hallazgo de un molde cilíndrico similar en el Cerro de las Balsas.

Estas terracotas serían modelos locales inspirados en los pebeteros púnicos que representan a la diosa Demeter/Tanit, ampliamente extendidas en Cartago, Sicilia, Cerdeña, así como en la península ibérica especialmente en el sureste (Albufereta, Isleta de Campello, Alcudia de Elche, Verdolay, Amarejo, Tossal de Polop). Se trataría de un santuario al aire libre con materiales de una cronología inicial en el siglo V ane, aunque la mayoría de las terracotas correspondería al III ane.

Más recientemente se ha comunicado el hallazgo de una ánfora samia del s. IV ane, lo que ha sugerido una relación del Santuario con el tráfico marítimo y fluvial en la desembocadura del Segura.

Figura de terracota. Museo Arqueológico de Guardamar.

 

Referencias

Abad Casal, L. Terracotas ibéricas del Castillo de Guardamar. Estudios de Arqueología Ibérica y Romana. Homenaje a Enrique Pla Ballester, Trabajos varios del SIP, 89: 225-38. Valencia.

Abad L. El Castillo de Guardamar. En “Arqueología en Alicante 1976-86”, Instituto de Estudios “Gil-Albert”, 1986; pg 151-2

Abad Casal L, Sala Selles F. Sobre el posible uso cúltico de algunos edificios de la contestania ibérica. Quad Preh Arq Cast 1997; 18: 91-102

Abad Casal, L. Terracotas ibéricas del Castillo de Guardamar. En Guardamar de Segura. Arqueología y Museo. MARQ 2010, pg 122-133.

Marín Ceballos MC y Horn F (eds). Imagen y culto en la iberia perromana. Los pebeteros en forma de cabeza femenina. Sevilla 2007.

Sala Sellés F. La cultura ibérica de las comarcas meridionales de la Contestania entre los siglos VI y III a. de C. Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, 1996.

 

 

Otras visitas cercanas

El Oral (S. Fulgencio)

La Escuera (S. Fulgencio)

Necrópolis de el Molar

Cabezo Lucero

La Alcudia de Elche

 

 

 

 
 
 

 

Imagen aérea del Castillo de Guardamar, donde se localizaba el Santuario. Google Earth.

 

Pebetero cilíndrico de cabeza femenina (terracota). Museo Arqueológico de Guardamar.

 

Fragmento de pebetero (terracota), con representación realista de los rasgos faciales. Museo Arqueológico de Guardamar.