CONTESTANIA IBÉRICA  
     
 

Economía y organización social.

Cultivos y producción agrícola

La agricultura en el mundo ibérico seria una herencia de la desarrollada en la península ibérica desde el neolítico enriquecida con los contactos culturales desde las costas mediterráneas.

Los datos arqueobotánicos demuestra la importancia de los cereales (cebada en sus variedades vestida y desnuda, trigo desnudo, trigo vestido, avena, centeno y los mijos).

En lo referente a las leguminosas las principales especies identificadas serian la lenteja, el guisante y el haba. También existe evidencia de cultivo de árboles frutales como la higuera, el almendro, el ciruelo y el granado.

A partir del s. VI aC se documenta la presencia de la viña, en el Alt de Benimaquia (Denia). La fecha de introducción del olivo es controvertida, si bien parece documentado a partir del s. IV aC.

La producción agrícola se vería favorecida con la introducción de herramientas de hierro como el arado, azadas, podones, etc. Para el transporte se utilizarían carros tirados por animales (necrópolis del Cigarralejo, Mula).

 

Ganadería

Otros productos obtenidos serían los derivados de la ganadería, especialmente ovejas y cabras, que proporcionarían carne, leche, cuero y lana.

Otros animales, cuyos huesos han sido identificados en los yacimientos, sería los bueyes, cerdos, caballos, asnos, gallinas, conejos y perros.

El caballo juega un papel fundamental en la cultura ibérica y está presente en numerosas representaciones escultóricas como en el caballo del conjunto escultórico de Cerrillo Blanco (Obulco), cerámicas (La Serreta, Alcoi), en exvotos de bronce (Bastida de les Alcuse, Moixent), y en monedas (Arse), y de forma relevante en santuarios como el Cigarralejo (Mula, Murcia) o en Luque (Córdoba), con esculturas de caballos extraordinariamente aparejados, con detalles de los bocados, o en cipos funerarios (necrópolis de Coimbra de Barranco Ancho , actualmente en el Museo Jerónimo Molina de Jumilla, Murcia). Escenas en cerámica como la diosa domadora de caballos (potnia hippon) representada en una excelente pieza de cerámica procedente de la Alcudia de Elche, del s. II-I a.C., resaltan la importancia de este animal en la cultura contestana.

Caza y recolección

La apicultura y la recolección de frutos, higos, piñones, nueces, la caza y la pesca fluvial (El Puntal de Salinas) serían otras fuentes de alimentos complementarias. Entre los animales más cazados estarían el ciervo (Lliria), el conejo (Cerrillo Blanco), el jabalí y la cabra montesa. Por otra parte, el ciervo y el jabalí son animales con un importante simbolismo funerario.

Producción artesanal

Actividades artesanales como la producción de herramientas de hierro (Bastida, Moixent), cerámica (Museo de la Alcudia), tejidos (La Serreta, Alcoi), joyas (Bastida, Moixent), y objetos de hueso (cajas del Museo de Albacete) serían una fuente de comercio interior. También sería importante la producción de esparto, y posiblemente productos manufacturados derivados del mismo, tradición heredada del neolítico.

La pesca y la producción de salazones sería una actividad importante en los poblados costeros como el Oral y la Albufereta, donde se han identificado arpones en los materiales de la necrópolis (tumba L-15).

Los asentamientos más importantes serían centros económicos dedicados a la exportación de excedentes agropecuarios e importadores de productos de lujo manufacturados como cerámicas griegas (Isleta, Campello), bronces (Oral, S. Fulgencio), telas de lujo, perfumes y joyas (La Serreta, Alcoi), transportados por barcos focenses o púnicos que intercambiarían productos en puertos costeros (Illeta dels Banyets).

La necrópolis de la Albufereta pone de manifiesto una importante relación comercial con la púnica Ebusus (Ibiza). Muchos de estos productos serían depositados en las tumbas, dependiendo del estatus económico del difunto.

En zonas mineras el comercio estaría basado en la exportación de metales, que utilizarían rutas interiores de salida hacia el mediterráneo desde centros de producción situados en la Bética.

La sociedad ibérica contestana posiblemente estaría constituida por hombres libres poseedores de tierra de cultivo y ganado, artesanos y comerciantes, además de sirvientes. Existirían elites guerreras que serían las responsables de la organización territorial y del mantenimiento de las vías de comunicación. Estas elites serían dirigidas por "príncipes", a los que estarían dedicadas las tumbas mas lujosas, frecuentemente decoradas con monumentos funerarios en piedra como Pozo Moro (Albacete) y Corral de Saus o las esculturas de jinetes a caballo como la encontrada en Los Villares.

Vías de comunicación

Con independencia de la importancia de las comunicaciones marítimas, no se puede entender la relativa unidad cultural de mundo ibérico sin una red de caminos que comunicaría las diferentes zonas productivas y poblados. La más conocida de estas rutas fue la vía Heraclea (futura vía Augusta) que comunicaba la costa mediterránea con la fenicia Gadir.

La Contestania contaría con una amplia red de caminos, que facilitaría las relaciones comerciales entre el interior y la costa, y permitiría estrategias de control territorial con la estructuración de unidades políticas, con poblados más relevantes desde el punto de vista económico y militar y otros dependientes con menor entidad poblacional.

El tráfico de carruajes queda atestiguado por las impresionantes rodaderas en los caminos de piedra observables en poblados como Castillejo de Meca (Ayora) o Tolmo de Minateda en Hellín.

La mujer en la Contestania

Las representaciones en la cerámica y en la escultura (Cerro de los Santos) sugieren un importante protagonismo social de la mujer (Dama de Elche, detalle) representada con ricos vestidos y joyas (Dama Oferente del Cerro de los Santos), así como complejos peinados (Cerro de los Santos). Entre sus múltiples actividades estaría la producción de tejidos (La Serreta, Alcoi) a partir de lana (relieve de la Albufereta) o lino principalmente.

Referencias

Mara Parreño C, Pérez Jordá G (editores). Ibers. Agricultors, artesans i comerciants. III Reunió sobre Economia en el Món Ibèric. Saguntum. Extra 3. Universidad de Valencia, 2000

Oliver Foix A. La cultura de la alimentación en el mundo ibérico. Col.lecció Universitària. Castelló, 2000.

 

Juego de pesas de la Bastida de les Alcuses.

 

 

 

 

 

 

 


 
 
 

 

 

Burrito con toneletes. Museo Arqueológico de Murcia

 

Tonelete ibérico procedente de la Bastida de Les Alcuses.

 

Tonelete ibérico. Museo Arqueológico de Cuenca

 

Buey con arado. Bastida de les Alcuses. Museo Arqueológico de Valencia.

 

Vaso ibérico en forma de granada. Museo Arqueológico de Murcia

 

Podón de hierro. Cabezo Lucero. MARQ.

 

Mujer hilando. La Serreta. Alcoi.